Conoce todo sobre el mantenimiento de buses

Compartir en:

¿Qué debes tener en cuenta para el mantenimiento de tu bus Chevrolet?

Mantenimiento preventivo de buses

Pasos para el mantenimiento de un bus que te brindarán seguridad en cada kilómetro

Realizar un mantenimiento preventivo a tu bus, puede evitar que en un futuro debas tener gastos económicos adicionales, o en el peor de lo casos, que sufras un percance debido a daños generados en tu vehículo.

 

Si vas a adquirir tu nuevo bus, te recomendamos hacerlo en un lugar que te proporcione calidad, acompañamiento continuo y te asegure requerimientos técnicos importantes como: repuestos confiables, diseño con chasis resistente y tecnología de punta que garantice el excelente funcionamiento del vehículo; esto te va a permitir tener respaldo y seguridad en tu adquisición.

 

Para aprovechar al máximo tu bus y disfrutar de todas sus ventajas, a continuación, te presentamos una lista de aspectos que debes tener en cuenta para un mantenimiento adecuado luego de empezar a utilizarlo.

Revisión preventiva

Revisión técnica de buses

¡No debes preocuparte! Cuando hablamos del mantenimiento preventivo de un bus, no significa que debes llevarlo al taller, simplemente, es muy importante que estés atento a los detalles que podrían ocasionar una falla, como, por ejemplo: mantener las llantas con aire, limpiar el motor y utilizar combustible, lubricantes y otros productos de calidad.

Ten en cuenta los sistemas de refrigeración del motor neumático

Recuerda inspeccionar los sistemas de refrigeración del motor neumático de tu autobús, si estos fallan, se emiten ruidos extraños, así que, si esto le sucede a tu vehículo, lo mejor será realizar una revisión preventiva con el fin de que tu motor funcione correctamente.

Chequeo estructural

Bus Chevrolet, calidad y seguridad

La parte técnica de tu bus no es lo único importante, revisar constantemente el exterior, es algo vital, pues podría haber golpes poco notorios cuyo impacto debe ser evaluado por ti mismo, y de ser necesario, también por un experto, así lograrás que en un futuro no se presenten daños mayores.

Lleva siempre un kit de seguridad

Si se llegara a presentar algún contratiempo como que se desinfle una llanta, te quedes sin batería o tu bus tenga alguna otra falla, seguro necesitarás tener a la mano un kit de herramientas con todo lo necesario, así durante viajes largos, podrás realizar un mantenimiento a tu vehículo cuando este lo requiera.

Revisión periódica en un taller de confianza

Este es un punto muy importante en la lista de cosas que debes tener en cuenta para el mantenimiento de un bus, pues, tanto el kilometraje como las condiciones del vehículo, su antigüedad, las recomendaciones del fabricante y qué tan juicioso eres con las revisiones preventivas, son factores que influyen en la frecuencia con la que debes asistir a un centro mecánico de confianza.

 

Recuerda que siempre es mejor que realices un mantenimiento de buses en un taller que sea de la misma marca de tu vehículo.

 

Si quieres aprender más sobre buses y camiones, navega por nuestra página web y conoce todos los servicios y productos de Chevrolet.

Compartir en: